viernes, 20 de abril de 2012

De detrás de las solapas.

Cuando intentamos negar nuestras emociones, estas se intensifican. Es ese mecanismo de nuestra mente, que no entiendo el "no". Cuando no quieres pensar en algo, ese pensamiento se hace mucho mas potente. Cuando nos negamos a sentir algo, ese sentimiento nos surge hasta de detrás de las solapas. Dejarse sentir es el mejor camino. Sentir los sentimientos, dejarlos fluir, es el modo adecuado de de manejarlos. Intentar suprimir ese sentimiento que no nos gusta, que no queremos mirar, que nos duele, solo hace que se mantenga presente e intenso.

PSYSI