lunes, 6 de agosto de 2012

Hablémonos en serio.

Tenemos que hacer algo. Sabemos qué necesitamos hacer. Alguien o algo tiene que salir de nuestras vidas. Tendríamos que hacer algún cambio importante. Comenzar, terminar, continuar, apostar. Podemos decírnoslo todos los días. Repetírnoslo una y otra vez. En cada ocasión que tengamos, y si se presta, con la coletilla "tendría que..". Así podemos pasarnos tiempo y tiempo. Solo nosotros sabremos cuando nos estamos hablando en serio. Porque cuando lo hacemos, esas palabras provocan en nosotros fuertes y profundas emociones. Es el momento. Lo otro es hablar por hablar, y lo sabemos, por eso moviliza tan poco. Hablémonos en serio.

PSYSI