martes, 20 de noviembre de 2012

El amor no se pide.

El amor no se pide, el amor se da. Y es inevitable. Cuando quieres, quieres. Lo que sí podemos es potenciarlo, mimarlo, cuidarlo. No tengo ninguna duda de que venimos al mundo a amar y ser amados. Y tampoco tengo duda de que sí sembramos amor, vamos a recibir amor. Quizá no de una forma directa, pero ese amor acabara llegando a nuestras vidas de una u otra manera. Y nos podemos preguntar cual es la parte que nos toca en este círculo de amor. Esta claro que la de dar amor. En cualquier caso es una fórmula para ganar. No olvidemos nunca que mejor quien más amó.

psysi