lunes, 3 de noviembre de 2014

No malgastes la energía.

No pierdas el tiempo dandole vueltas, lamentándote o campadeciéndote por lo que no ha sido, por lo que no se ha dado, por lo que no ha salido. Mira el camino que hay ahora frente a ti, acéptalo y empieza a recorrerlo. Deja de gastar energía en lo que no es, y utilizala en lo que es, en lo que tienes ante ti, en lo que se ha dado, en lo que hay en tu momento presente. No imaginas cuanta energía malgastamos cuando nos quedamos bloquedados en lo que no se ha producido, una energía absolutamente inservible, totalmente inútil, ni te consuela, ni te anima, solo te desgasta. Acepta lo que se da y empieza a recorrerlo ya. Utiliza toda tu energía en lo que ahora tienes frente a ti, no la desperdicies, la vas a necesitar para el nuevo camino.