martes, 22 de febrero de 2011

Te espera algo mejor.

Si no se da es porque no tenía que ser. Has hecho bien tu parte, has puesto tu ilusión, y lo has intentado con todas tus ganas. Podrás perder, pero fracasar nunca. Piensa que si no se ha dado, es porque ese, no era el camino, o no era lo que tenía que ser. Este pensamiento ante las cosas que no han salido como tu esperabas, te sitúa en la aceptación, te aparta del victimismo, y rápidamente reorienta de nuevo tu mirada. Recuerda siempre éste pensamiento: Si no se ha dado, es porque no tenía que ser, y seguro que me espera algo mejor.


PSYSI