jueves, 17 de febrero de 2011

Danzar.

Aceptemos los problemas como parte de la vida. Afrontémoslos, e intentemos solucionarlos en la medida que podamos. En cada momento, con las circunstancias internas y externas que tengamos, hagamos lo esté en nuestra mano para superarlos. Aceptémoslos como algo inherente a la vida, como algo natural e incluso importante, ya que gracias a ellos aprendemos y crecemos. Vívelos como si de una danza se tratara, no luches contra ellos, sintonízate en la medida que puedas, para llevarlos allí donde quieres que estén. Y mientras bailas con ellos, mantén tu atención bien despierta, para captar y aprender lo que quieren decirte.

PSYSI