lunes, 4 de abril de 2011

¿Con qué personas?


¿Prefieres seguir siendo una víctima?. Si no es así, párate a pensar. ¿Qué comportamientos de víctima tienes?. ¿En qué momentos y situaciones?. Y sobre todo. ¿Con qué personas?. Este último punto es muy importante, solemos adquirir el papel de víctima con determinadas relaciones, con determinadas personas. Una vez que analices todos éstos puntos, piensa si ese comportamiento te hace daño, si no te sienta bien. Si solo te comportas como víctima con determinadas personas y no con otras, existe la posibilidad de elegir no hacerlo. Reflexiona. La toma de conciencia es el primer paso para el cambio.


PSYSI