miércoles, 9 de mayo de 2012

No somos maquinas.

Poner en funcionamiento el esfuerzo y la constancia, son elementos muy importantes para obtener éxito en aquello que nos hayamos propuesto. Pero no somos maquinas. Si no tenemos en cuenta nuestras emociones, nuestros sentimientos y nuestras necesidades, vamos abocados al fracaso seguro. Podremos conseguir la meta propuesta, pero el precio pagado será tan alto, que nunca nos compensara. Seremos claramente conducidos a la infelicidad.

PSYSI