martes, 29 de mayo de 2012

Revisar.

Es bueno que de vez en cuando nos paremos a revisar el ritmo o la dirección que ha tomado nuestra vida. Es fácil andar despistados de nuestro centro, de nuestra esencia, de lo que realmente queremos o nos hace mas felices. Para poder reflexionar sobre ello, necesitamos espacio, tiempo y las menos distracciones posibles. Conectar con nuestras necesidades, escucharnos, y sentirnos a nosotros mismos, requiere paz, serenidad y sosiego. Busca esos espacios, esos momentos, y repasa tu camino, tus pasos, tu dirección, tu ritmo.

PSYSI