martes, 17 de julio de 2012

Aceptarse para aceptar.

El trato que demos a los demás, es un reflejo del trato que te das a ti
mismo. Aunque no lo parezca. Si no te permites cometer errores. Si te maltratas cuando inevitablemente te equivocas, y te cuesta perdonarte. De este mismo modo vas a tratar a los demás. Si eres compasivo, lo serás con los que te rodean. Si te perdonas e intentas comprenderte, así mismo perdonaras e intentaras comprender a los otros. Si te aceptas con todo lo que te gusta y no te gusta de ti. Igualmente aceptaras a los demás. Aceptarse para aceptar, ese es el camino.

PSYSI