lunes, 29 de julio de 2013

No te causes heridas que tardan en curar.

Si sientes que al hacer lo que tu crees que tienes que hacer, estas traicionando a alguien. Cambia la dirección de tu mirada, y estate atento a no traicionarte a ti mismo. Es inevitable que te sientas mal ante los daños colaterales que tu decisiones, elecciones y acciones puedan producir en otros. Puede que se sientan traicionados, enfadados, molestos, agraviados, es labor de ellos manejar todos esos sentimientos. Si te traicionas a ti mismo la herida que generaras en ti tardara mucho en curar. Y además crearás resentimiento con quien elegiste que no se sintiera traicionado. 

psysi 


4 comentarios:

  1. Es "el que dirán" lo que limita nuestras decisiones.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Nadie elige sus heridas porque es la vida la que hiere y, cuando de verdad lo hace, no hay antídoto que valga. Duro oficio este.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que la vida nos puede herir. Pero intentemos no hacernos esas heridas nosotros mismos.

    ResponderEliminar