domingo, 21 de julio de 2013

¿Piensas demasiado?

Si queremos estar tensos, liados, agobiados, confusos, crispados y asustados, no tenemos más que hacer una cosa. Pensar y pensar. Analizar y analizar. Analizamos tanto que nos perdemos y no nos encontramos. Y digo que no nos encontramos, porque no solemos estar en nosotros, sino fuera de sí.  Pensamos y analizamos, sin centrarnos en nosotros, sino en todos y todo lo que nos rodea. Y  así nos va. Calmar la mente es la forma de estar en nosotros, de centrarnos, de serenarnos. Pero dejar de pensar no es nada fácil. Comencemos por aceptar, respirar y relajarnos, que para empezar no esta nada mal. Y sigamos por confiar y dejarnos fluir un poco más con la vida. 

psysi