domingo, 21 de julio de 2013

¿Piensas demasiado?

Si queremos estar tensos, liados, agobiados, confusos, crispados y asustados, no tenemos más que hacer una cosa. Pensar y pensar. Analizar y analizar. Analizamos tanto que nos perdemos y no nos encontramos. Y digo que no nos encontramos, porque no solemos estar en nosotros, sino fuera de sí.  Pensamos y analizamos, sin centrarnos en nosotros, sino en todos y todo lo que nos rodea. Y  así nos va. Calmar la mente es la forma de estar en nosotros, de centrarnos, de serenarnos. Pero dejar de pensar no es nada fácil. Comencemos por aceptar, respirar y relajarnos, que para empezar no esta nada mal. Y sigamos por confiar y dejarnos fluir un poco más con la vida. 

psysi




5 comentarios:

  1. Sin darnos cuenta, y en los tiempos que corren, efectivamente nos perdemos entre tanto análisis de situación y sus consecuencias, terminamos crispados y de mal humor, que lógicamente transmitimos a los que nos rodean, van siendo hora de parar y respirar. Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Gines por tu aportación. Y que razón tienes, acabamos transmitiendolo a los que nos rodean.

    ResponderEliminar
  3. No podemos elegir las circunstancias que nos rodean, pero si nuestra actitud ante ellas, es bueno parar y respirar un poco.

    ResponderEliminar
  4. Que bueno...
    Te seguiré por aquí.
    Echale un ojo a Followlead, ahora estan de vacaciones, pero en septiembre volverá la actividad.
    Y si quieres contactar con Maria Talavera, me dices.
    Besos para los cuatro y disfruta NYC en familia!
    Majós

    ResponderEliminar