martes, 31 de diciembre de 2013

El mejor propósito para el nuevo año.

Solemos hacer montones de buenos propósitos para el nuevo año. Queremos hacer más deporte, comer más sano o dejar hábitos que no nos sientan bien. Todo eso está fenomenal. Pero uno de los mejores propósitos que podemos tener para el nuevo año es la "amabilidad". Ser más amables con los demás y con nosotros mismos. La amabilidad posee una gran fuerza positiva. Cuando soy amable conmigo mismo, me cuido, me respeto y procuro darme lo que necesito. Cuando soy amable con los demás, abro corrientes positivas que revierten en mi y en todo y todos los que me rodean. La amabilidad es contagiosa, abre puertas, serena los caracteres, relaja las mentes y despierta sonrisas. La amabilidad, el mejor propósito del nuevo año. La amabilidad es sólo una decisión, elígela.
Feliz 2014. 

Psysi