sábado, 5 de abril de 2014

Empújalas.

Es difícil deshacernos de nuestras creencias limitantes. Esas creencias que nos bloquean y limitan en el desarrollo de nuestra vida. Las podemos toner localizadas, sabemos cuales son y cómo actúan en nosotros. Y a pesar de ello y de nuestra decisión de soltarlas, aparecen una y otra vez, como si no se quisieran marchar, y vuelven a condicionar mi vida. Tenemos una herramienta maravillosa para ir debilitándolas poco a poco. Esa herramienta es la acción. Cada vez que la acción afronta la creencia, que la deja en entredicho, ésta se va debilitando. ¿Qué no puedes?, ¿Qué no eres capaz?. ¿Y que me dices de lo que hiciste, y de eso que estás haceindo?. A veces las creencias limitantes necesitan su tiempo para desaparecer. La acción te ayudará a empujarlas. 

Dra. Marisa Navarro