miércoles, 28 de marzo de 2012

Lo mejor del ayer.

Solemos acordarnos del pasado para recordar las cosas negativas o los momentos difíciles que hemos pasado, y en algunas ocasiones ver lo que hemos aprendido de ellos. Esto esta bien. Pero lo que no solemos hacer, es mirar el pasado para analizar nuestros mejores momentos, nuestras buenas épocas. Y aprender también de ellas. Quizá nuestra actitud, nuestros pensamientos, nuestras acciones eran diferentes. En que parte dependió de nosotros esos buenos momentos que pasamos. Quizá podamos repetirlos.

PSYSI