miércoles, 7 de marzo de 2012

No te asombres.

Solo recuerda que si alguien te esta perjudicando, tendrás algo que decir, o algo que hacer. Si alguien te perjudica y no te lo esperas, quizás no podrás evitarlo. Reflexiona y aprende de lo ocurrido. Haz los cambios necesarios para no permitir que ocurra otra vez. Puedes darle otra oportunidad, pero mantente atento. No desconfiado, solo atento. Y no otorgues a nadie el permiso para perjudicarte. No te asombres, a veces lo hacemos.

PSYSI