miércoles, 12 de enero de 2011

Cálmate.


Cálmate ante los problemas. Tómate tu tiempo. Intenta poner la distancia que puedas con ellos. No te quedes apegado, sin parar de darle y darle vueltas. Así solo conseguirás que se cree un círculo cerrado, con poco espacio para la creatividad. Si te calmas, te vas a sorprender de la cantidad de nuevas y creativas ideas que pueden acudir en tu ayuda. Cuando te calmas, conectas con esa inteligencia superior a la que todos tenemos acceso, pero que dicifilmente la sentimos cuando estamos ocupados con tanto ruido.
PSYSI