miércoles, 10 de noviembre de 2010

Para gustos, los colores.


A nadie le importa cómo tu decides vivir la vida. Sólo les queda aceptarla y respetarla. ¿Qué más da cómo decidas vivir?. Sólo nosotros sabemos lo que queremos, cómo lo queremos, dónde lo queremos, y cuáles son nuestras prioridades. Y para gustos, los colores. Siempre tendrás quien te juzgue, o quien no te acepte por ello. Cuenta con eso. Pero del mismo modo que tu no vas a ir a decirle a nadie cómo tiene que vivir, haz caso omiso de todo aquel que intente cambiar tu elección de vida.
PSYSI