lunes, 28 de marzo de 2011

Angulo de referencia.


Te sorprenderías de la cantidad de pequeños problemas que se resuelven sin hacer nada. Sólo deja pasar un poco de tiempo. Esto permite cambiar el ángulo de referencia, y sólo con ésto, muchos pequeños problemas se resuelven solos, o dejan de serlo. No te precipites. Actuar no es una obligación. Y muchas veces sólo con esperar, ni siquiera tienes que hacerlo.


PSYSI