miércoles, 16 de marzo de 2011

Pensemos bien.

Pensemos bien lo que elegimos en la vida. Toda elección lleva implícitos unos compromisos, que cuando tu eliges, te comprometes a cumplir. Y no con nadie, ni con nada, contigo mismo. Por ello no elijamos a la ligera. Pensemos bien nuestras elecciones. Tengamos claros nuestros compromisos, y lo que ello nos va a suponer. Decimos "si" a la elección que hemos hecho, y decimos "si" a los compromisos que esa elección conlleva. Y ya dejamos de plantearnos una y otra vez lo que tengo o no tengo que hacer. Sólo si elijo otra cosa, si cambio mi elección, diré "si" a otra cosa, y diré "si" a los compromisos que ésta nueva elección suponga.

PSYSI