jueves, 3 de marzo de 2011

Haz un diario positivo.


Cómprate un diario, una libreta o un pequeño cuaderno, tenlo en tu mesilla de noche. Y todas las noches antes de dormirte, apunta en el, cinco cosas positivas que te hayan pasado en ese día. No importa lo trascendentes o intrascendentes que puedan haber sido. Cosas que te han alegrado, que te han gustado, que te han hecho sonreir, que te han producido ternura, que te han emocionado, que te han parecido bonitas, que te han hecho sentir alguna emoción que te ha gustado. Acaba el día, como dice un amigo mio, quedándote con lo positivo que ha tenido tu día. Y si lo buscas, lo encuentras.
PSYSI