miércoles, 20 de octubre de 2010

Acciones sencillas.

Las acciones pueden producir cambios en nuestros sentimientos. Si estamos tristes, decaídos, apáticos, sólo con un cambio de acción, eligiendo hacer alguna actividad que nos suela gustar, ejercicio, charlando con alguien que nos cae bien, o dándonos algún capricho, podemos cambiar nuestros sentimientos. Cuántas veces hemos escuchado cosas como éstas: estaba muy decaído, me puse a hacer un poco de ejercicio, y me sentí como nuevo. Estaba triste, me acerqué a ver a mi amigo, y charlando con él, se me pasó. Acciones tan sencillas como éstas, nos pueden cambiar sentimientos, que no nos gusta sentir. Lo sabemos. Lo sorprendente es que en muchas ocasiones, no lo hacemos.

PSYSI