miércoles, 27 de octubre de 2010

Conócete.


Podemos llegar a conocer más a otras personas, que a nosotros mismos. Si, no te escandalices. Continuamente escucho quejas sobre comportamientos, reacciones, emociones y pensamientos de otras personas. Y me sorprendo enormemente, porque son exactamente los mismos que tienen los que se están quejando. Y sin embargo en ellos no los identifican. Incluso les llama mucho la atención cuando llegan a ver que ésto es así. No se habían dado cuenta que dicen, hacen, piensan o sienten lo mismo. Dejemos de poner la atención en otros, pongámosla en nosotros mismos. Conocerse es fundamental, es necesario, es imprescindible. ¿Cómo pretendemos hacer algo con alguien, al que no conocemos?.
PSYSI