martes, 19 de octubre de 2010

Autocomplacerme.


No intentemos solo complacer a los demás. Al final, cuando nos enfrentamos a las cosas y a las situaciones, pueden o no, estar aquellos a los que nos hemos dedicado a complacer. En muchas ocasiones solemos estar solos. Cuanto más preparados estemos, mejor vamos a poder manejar las situaciones que nos traiga la vida, o enfrentarnos a lo que tengamos que hacer. Pensemos en nosotros y en todas aquellas cosas que nos complacen, que nos hacen sentirnos bien. Ellas nos van a llenar de energía para poder seguir adelante. Es hermoso complacer a los demás. Es imprescindible autocomplacernos.
PSYSI